¿Quién es Drácula?

“Entre usted libremente y por su propia voluntad.”

* En serio, adoro la imagen de portada, enamorada absolutamente del arte de Robert Sammelin, aquí podéis ver la página web.*

Todos sabemos quién es. Nadie duda un segundo, es el vampiro por excelencia. Pero, ¿conoces realmente al verdadero Drácula?

Sea por películas, series o por cultura, todos sabemos quién es Drácula. Pero todo esto son adaptaciones, ¿cómo es Drácula de Bram Stoker? Y no estoy hablando de la película de Coppola, aunque es genial, en serio, ponte a verla.

La palabra vampiro ha pasado de figura del folklore, a Drácula y posteriormente a los pseudovampiros-campanilla cuya única preocupación es encontrar el amor verdadero.

Y no me vengas diciendo: “Oye que el Drácula de Coppola también estaba enamorado” y bla bla bla. El Drácula de Coppola aparte de enamorado era un asesino sin escrúpulos, un no muerto poseído por el diablo, un intelectual, un estratega, se podía convertir en bestia, murciélago y humo. Al más puro estilo del libro, y era a tiempo parcial un viejo bastante… creepy.

2129221354_232508a172

Mírale que majo, con su peinado bulboso.

Bueno, que al final esto parece más una review sobre la película. Sinceramente yo prefiero los vampiros tipo Drácula – el original – malvados, inteligentes y en ese punto entre lo morboso y lo terrorífico. Además siempre parece que se lo pasa en grande siendo malvado.

El libro está escrito en el género epistolar – a través de cartas – aunque también usa apartados de periódico y diarios. Al narrarlo así, es como si hubieras encontrado las cartas o diarios de las víctimas y vivieras con ellos su miedo y  su desesperación.

Debo admitir con vergüenza que donde peor lo pase fue leyendo ciertas partes del libro en el que hacían transfusiones de sangre y describían el estado de una de las víctimas.

Lo sé, suena ridículo, y escribirlo hace que lo sea aún más, créeme.

El libro comienza con el abogado londinense Jonathan Harker, que va a Transilvanía contratado por su cliente, Drácula.

En el libro la personalidad de Drácula está perfectamente desarrollada.

Al principio es un anfitrión servicial y educado, y gracias a las conversaciones entre el abogado y Drácula, empezamos a conocerle. Es culto y muy inteligente pero debido a su longevidad suele estar obsesionado con el pasado y su historia familiar. Es un patriota y está orgulloso de su sangre y su raza, no la vampírica sino la raza de sus antepasados, tal como la llama Drácula.

También es maravillosamente manipulador, astuto y malvado, ¿a quién no le gusta un buen villano? Además es impulsivo e impaciente, incluso caprichoso. Hasta un poco drama queen, pero eso viene de serie con lo de ser un villano clásico y me encanta.

Otro personaje a destacar es Jonathan Harker, ya mencionado antes, que recién salido de la universidad le envían a ayudar a un vampiro psicópata. Y nos quejamos de las prácticas de ahora.

La verdad es que el pobre hombre se pasa casi toda la novela sufriendo, aunque hay otros personajes que lo pasan peor.

También está la prometida de Jonathan, Mina, que básicamente es la perfecta esposa del Londres victoriano con “estudios”. ¿Por qué el entrecomillado? Porque estos estudios sólo te permitían trabajar como institutriz. Que de hecho, Mina lo es.

Y por otro lado Lucy y sus pretendientes.

Stoker también utiliza la novela para hablar de dos tipos de mujeres:

Las “heroínas” de la historia, el perfecto modelo de mujer victoriana como mencione antes. Convierte a Mina y a Lucy en la fantasía masculina de su época. Mina con sus “estudios”, que en la novela se expresa como una manera  de serle de ayuda a su marido, y descrita durante toda la novela como la mujer más pura, inocente y maternal, incapaz de cualquier pecado. Y Lucy, rica y sin estudios, que desde el primer momento en el que aparece solo se le hace mención para alabar su belleza e inocencia.

4.Mina-Lucy

Y  el segundo tipo, las novias de Drácula. Tres vampiresas voluptuosas, salvajes y peligrosas, que tientan a los hombres con sus poderes demoníacos. A los protagonistas les preocupa más lo provocativas que son que el hecho de que vayan a desangrarlos hasta la muerte.

14417112820893

Es el producto de la época en la que se escribió, 1897.

El segundo personaje más famoso de la novela y mi favorito, el doctor Van Helsing, que aunque muchos crean que es un cazador de vampiros, es un simple o no tan simple doctor con estudios en filosofía, medicina, letras, entre otros campos.

Lo siento si he roto tu idea del Van Helsing interpretado por Hugh Jackman, guapo, joven y con ametralladoras de estacas, pero en realidad era más como Anthony Hopkins, un caballero de mediana edad, sabio y asesino de vampiros ocasional. El Dumbledore de las novelas de vampiros.

Finalmente queda por decir que tantas versiones, cada director/a y escritor/a con su idea propia de cómo es, han cambiado la esencia de Drácula. No lo digo como critica, ya que las adaptaciones sirven exactamente para eso, dar nuevas versiones e ideas. Aún así, te animo a leerlo y olvidarte de la idea preconcebida que tienes del legendario vampiro. Redescúbrelo tú misme.

Y no olvides ver Drácula de Francis Ford Coppola.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s