Duelo de Geishas

*Se oye música épica*

Me viene ahora mismo la de Eye of the Tiger a la cabeza, pero tu piensa en la que quieras.

Y un gran aplauso a la artista a la que debo la maravillosa imagen de portada, Meen’Ticha.

Presentado a los combatientes:

Memorias de una Geisha de Arthur Golden vs. Vida de una Geisha de Mineko Iwasaki.

Estos dos libros tienen una relación bastante polémica.

Y supongo que alguno podría decir que me he leído el mismo libro dos veces, pero la perspectiva y el trato que le han dado al mismo tema, los hace muy diferentes el uno del otro. Y los hace mucho más divertidos de comparar.

El proceso para esta entrada ha resultado como mínimo interesante. Ha sido como tirar de un hilo e ir descosiendo las costuras.

Todo empezó un día normal, que me dio por ver Memorias de una Geisha, la película.

La había visto alguna vez pero de esio hacía mucho tiempo.

Mientras la veía, algunos temas de la película me parecieron algo forzados y quería saber hasta que punto era cierto lo que contaba. Porque siendo sincera, cuando pienso en películas históricas fieles a los hechos reales, lo primero que se me viene a la cabeza no es precisamente Hollywood.

Así que una vez terminada, decidí que ya era hora de leerme el libro.

Siempre me ha parecido interesante la cultura nipona, además de que no sabía nada sobre las geishas quitando lo contado en la película que después de leerme los dos libros, descubrí que era prácticamente nada.

Si me hubieran preguntado que era una geisha entonces, te hubiera dicho: “Una prostituta de alto rango japonesa”.

La realidad es que la famosa película es una adaptación de un libro que ya de por si contiene errores e invenciones sobre las geishas.

Es la adaptación de una adaptación.

La película es la adaptación del libro que es la adaptación de una serie de entrevistas con geishas para después edulcorarlo para la producción y venta del libro.

Y no digo que la película sea mala, después de leerme los libros me sigue gustando y la seguiré disfrutando como siempre, solo que la considero bastante más cercana a la ficción que a lo que se suponía que debía ser: Una historia verídica que nos acercase un poco a este secreto mundo.

Dejando la película de lado, Memorias de una Geisha no está mal, es decir, no es un mal libro. Está bien narrado y contiene una historia interesante. Aunque no voy a hablar mucho de la trama ya que el título ya  lo dice todo por sí solo y es bastante similar al filme.

Pero está dramatizado en exceso, la vida de la protagonista, Sayuri, sobre todo al principio, me pareció una historia de esclavitud y prostitución. Casi toda su vida es una serie de tristezas y miserias, exceptuando pequeños momentos  y datos sobre la cultura japonesa que nos dan un respiro de la oscura vida de Sayuri.

Al terminar el libro decidí informarme si todo lo leído era una historia real.

Y cual fue mi sorpresa – ninguna – al encontrar que existía otro libro de la mismísima Mineko Iwasaki, la principal geisha entrevistada por Arthur Golden para su libro, que indignada por la forma en que este escritor exponía a las geishas decidió hacer su propia biografía.

Llegaron a juicio incluso, aunque finalmente llegaron a un “acuerdo amistoso”.

Es comprensible que si escriben un libro basado en ti, poniendo que te vendieron tus padres y que pujaron por tu virginidad (rito del mizuage), yo también me cabrearía.

El conocido rito del mizuage es comúnmente realizado con las prostitutas, no por geishas, ya que estas son en realidad damas de compañía conocedoras de las artes tradicionales, bailan, cantan y deben parecer bonitas. Por si te queda la duda, dama de compañía no incluye relaciones sexuales. El mizuage tal como lo cuentan en Memorias de una Geisha, alguna vez se realizo, pero fue prohibido antes del nacimiento de Mineko por lo que esta, no lo vivió y asegura que tampoco se realizaba anteriormente donde ella vivió. Para Mineko fue como la fiesta de los dieciséis en algunos países, comida, una fiesta y un cambio de vestido.

Otro tema es la manía de poner que no podían salir con nadie, ya que a lo largo de Vida de una Geisha, Mineko tiene dos novios y nadie le puso ninguna objeción a ello.

Vida de una Geisha es un retrato mucho más fiel de la verdadera vida de una geisha, contada por una verdadera geisha. Es una novela más corta y concisa, y con una historia mucho más creíble. Mineko tiene una vida normal con sus partes buenas y malas. Ella eligió ser una geisha no como en la de Golden.

En Vida de una Geisha te dan multitud de datos sobre la vida y las costumbres de las geiko en Gion, por lo tanto si de verdad estás interesade en conocer y saber más sobre estas mujeres, este libro te resultará mucho más útil que la película o el libro de Golden que se apoyan sobre todo en el romanticismo, exotismo y morbosidad del tema desde el punto de vista occidental.

Vida de una Geisha es un relato fiel, como si estuvieras leyendo su diario, real, sin exageraciones para dramatizar la situación ni poniendo a Sayuri/Mineko como una victima desvalida, al contrario, Mineko es una persona de la que he llegado a sentir admiración. Y al tener partes felices y divertidas cuando llegaron las tristes me llegaron mucho más.

Ten en cuenta que muchas cosas de MdG fueron exageradas para crear una historia más impactante o por malinterpretación de algunos conceptos. Pero aún así, es disfrutable y con muchos hechos y datos que son ciertos, además que en MdG también se centran más en la Segunda Guerra Mundial y de como se vivió en Japón en esa época, tema del que apenas se habla en VdG ya que Mineko no la vivió.

Me voy diciendo que sé distinguir una maiko de una geiko, asi que me doy por satisfecha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s